Listado completo +Exposiciones

 

Arte Campanario

  • Ciudad: Albarracín
  • Lugar: Museo Diocesano
  • Inicio: 2022-08-02
  • Fin: 2022-08-28
  • Instr: 80

ARTE CAMPANARIO

En diversas culturas, tanto antiguas como modernas, se encuentran las campanas. Resulta difícil determinar su origen, aunque los ejemplares más antiguos que conocemos corresponden a campanas chinas datadas en el tercer milenio a. C. y se remontan a la cultura Yangshao. Campanas con badajo hechas de cerámica se han encontrado en varios sitios arqueológicos. Más tarde se convirtieron en campanas de metal. En Asia occidental, las primeras campanas aparecen hacia el año 1.000 a. C.

El primer uso de la campana parece haber sido como amuleto. Era usado por las personas para impresionar a los dioses y a los hombres. De la misma forma, se colocaban en los animales para protegerlos de los espíritus malignos y, también, para asustar a los posibles depredadores. Históricamente, su uso fue muy importante en muchas culturas como objeto mágico. Estaban asociadas a los rituales religiosos, y eran utilizadas para convocar a las comunidades para distintos eventos seculares. Entre los antiguos griegos, las campanas de mano eran usadas por las patrullas en los campamentos y guarniciones. Entre los romanos, la hora del baño se anunciaba con una campana. Actualmente, casi ninguna cultura mantiene vivo el concepto de magia o eficacia sagrada de la campana.

El uso de la campana como instrumento musical se desarrolló en China a partir de la dinastía Zhou hasta la dinastía Ming (1.050 a. C. a 1.644 d. C.). Período en el que se establecen las relaciones de los intervalos en el sistema chino de teoría musical. Para ello colgaban en bastidores diversas campanas con distintas afinaciones. Un instrumento de este tipo no apareció en Europa hasta aproximadamente el s. XIII. En Holanda, durante el s. XVII, fue perfeccionado y popularizado, desde donde se extendió a todos los ámbitos de la cultura occidental.     

Principalmente se distinguen dos tipos de campanas: las de badajo interno y las de badajo externo. Al primer grupo pertenecen las campanas de las iglesias occidentales, las pequeñas campanas manuales —campanillas— y todo tipo de “cencerros” para animales. Las campanas de percusión externa, con badajo generalmente independiente, se utilizan en África subsahariana, en los países del Extremo Oriente y en zonas de América con influencia cultural africana. En su construcción se ha utilizado generalmente el bronce y determinadas aleaciones, aunque también se confeccionan de madera, hierro, vidrio, porcelana…

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más información